• Vie. Ene 21st, 2022

El pensamiento crítico no está en la agenda del periodista de hoy

Dic 28, 2021
Compartir Noticia

Por Guillermo Castro. Miembro del CDP

El ejercicio de un peridismo ético y con responsabilidad social ha ido desapareciendo con la masificación de la profesión.

La llegada de personas de otras latitudes a ejercer el periodismo, a veces sin ninguna preparación y sin ningún criterio de objetividad, ha desviado la práctica de un desempeño ético, crítico y responsable.

Un ejemplo son las personas que vienen a la comunicación de la actividad político, dónde no consiguen lograr sus objetivos propuestos.

Se enganchan al ejercicio perodistico, porque la débil Ley de Colegiación se lo permite, con el propósito de conseguir lo que en la actividad política no consiguieron.

En poco tiempo se identifican como periodistas y comienzan a ejercer presión, buscando que lo tomen en cuenta y mantenerse vigente en la opinión pública.

Ya el periodista crítico y combativo ha ido desapareciendo de los medios de prensa de nuestro país.

Los compromisos que asumimos con los gobiernos de turno y con sectores que solo defienden sus intereses, han convertido al periodista en un instrumento fácil de manipular.

Muchos periodistas de profesión nos hemos convertidos en «altoparlante», bocina, de los funcionarios en el poder, y de sectores que solo buscan sus beneficios y no el colectivo.

Recientemente la periodista Mercedes Castillo publicó un artículo relacionado con el ejercicio de un periodismo ético y responsable.

Decia. Que el ejercicio del periodismo ético. Y con responsabilidad social, conlleva el uso del pensamiento crítico.

La ex presidenta del CDP sostenía que esto le permite al profesional de la comunicación social (periodista), pensar, reflexionar, cuestionar, investigar, despejarse de prejuicios y ejercer con ética y responsabilidad la sagrada misión de informar.

Tiene mucha razón la profesora Mercedesn Castillo, y creo que el llamado es oportuno, pero esto no está en la agenda de los periodistas de hoy. Hay otras prioridades más urgentes que un periodismo ético y responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *